Hotel Transilvania: Transformanía



Síntesis En la celebración del 125 aniversario del Hotel Transylvania, Drac confiesa que planea retirarse y heredarle el hotel a su hija Mavis, quien emocionada, le cuenta a su esposo Johnny. Sin embargo, Drac comienza a tener reservas sobre cómo manejarían el hotel Mavis y Johnny, mintiéndole a este que solo puede ser dueño del hotel si es un monstruo.


Decepcionado, Johnny busca al Dr. Van Helsing para que lo pueda transformar en uno con su rayo convertidor, lo cual logra con éxito. No obstante, Drac se siente culpable y lo intenta revertir a su forma humana, destruyendo el rayo en el proceso, y convirtiéndose él mismo y a los demás monstruos en humanos, dejando a Johnny intacto.


Desesperados por revertir el efecto del rayo, el Dr. Van Helsing les dice que solamente encontrando un cristal mágico de las cuevas sudamericanas es que podrán arreglar el artefacto y hacer efectiva la reversión de sus formas. Es así que Johnny, Drac y los demás monstruos se encaminan en una última misión para regresar a su estado natural antes de que sea demasiado tarde.



Análisis Cuarta entrega de la saga de la cinta animada ‘Hotel Transylvania’ donde Drac y sus amigos monstruos se embarcan en una última aventura; en esta ocasión, tendrán que encontrar un cristal misterioso en Sudamérica, pues es la única esperanza para que ellos regresen a su estado monstruoso después de que un experimento fallido del Dr. Van Helsing los convierte en humanos.


Si quieren que las cosas vuelvan a la normalidad, Drac tendrá que trabajar de la mano con Johnny, pues él también busca regresar a su forma humana antes de que sea muy tarde. En un contexto animado y cómico se muestran algunas discusiones y momentos de tensión. Resaltan los valores de la honestidad, empatía y la familia.