Pregunta: ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a controlarse para no usar tanto las pantallas?


Respuesta: El autocontrol es una habilidad que ayudará a tu hijo a regular su uso de los videojuegos, celular o tableta. Te decimos cómo ayudarlo a trabajarlo.


Un estudio de la Universidad Freie en Alemania reveló que las personas con poco autocontrol tienen dificultad para controlar el tiempo que pasan utilizando el celular, videojuegos o redes sociales. Esto pasa porque las recompensas inmediatas les parecen más atractivas que esperar por beneficios a largo plazo.


El autocontrol se refleja en tres aspectos:


Movimientos: Evitar moverse constantemente en ocasiones en las que debería estar quieto.

Impulsos: Reflexionar y ser capaz de detenerse antes de tomar una acción o decir algo.

Emociones: Comprender y superar situaciones frustrantes.


Para ayudar a tu hija a desarrollar el autocontrol, puedes hacer lo siguiente:


Definir expectativas claras: Comunícale cuánto tiempo, cómo y dónde puede utilizar la tecnología. Así desde un inicio sabrá que hay límites que deberá respetar.

Explicar tus motivos: Controlar su uso de los dispositivos es importante para su salud física y mental y para la convivencia sana. Ayúdalo a comprender esto.

Ofrecer otras actividades: ¿Qué hará cuando no esté jugando? Pueden convivir en familia, salir a caminar, dibujar o cualquier otra actividad que le agrade.

Platicar sobre sus emociones: Si demuestra enojo o tristeza cuando le pides que haga o deje de hacer algo, pregúntale qué siente y por qué.

Reconocer sus logros: Si tu hija tiene una buena actitud y deja el celular cuando se lo pides, comunícale que estás contenta con su manera de actuar.

Demostrar tu autocontrol: Si has establecido reglas con respecto al uso de la tecnología, trata de respetarlas tú también.


El autocontrol es una habilidad que debe trabajarse a través del tiempo. Por lo cual, es necesario implementar estas medidas día a día y de manera constante.

Artículos Relacionados