¿Sabes cómo cuidarte del Vishing: estafas telefónicas?

Recibes una llamada en tu teléfono de un número desconocido, decides contestar y el operador se identifica como un trabajador de tu banco, te informa que han hecho una compra de un viaje muy caro con tu tarjeta bancaria y quieren saber si reconoces este cargo, entras en pánico ya que tú no has realizado tal compra, inmediatamente informas que no aceptas esos cargos y el supuesto banco te pide tus datos personales para “devolverte tu dinero”... ¿Qué harías? ¿Le dirías tus datos? Si tu respuesta es sí, podrías ser víctima de vishing.


Vishing es un tipo de estafa o fraude realizada por teléfono en el que se suplanta la identidad de alguna persona o empresa con el objetivo de conseguir que se le proporcione información privada o datos personales como datos bancarios para cometer algún tipo de fraude o delito. La palabra Vishing viene de la unión de las palabras en inglés voice y phishing, es decir el suplantar la identidad de otra persona para un beneficio por medio de la voz o las llamadas telefónicas.


Cómo funciona


Existen técnicas muy variadas en las que se presenta el vishing, algunas de las más comunes son:

  • Reembolso por servicio: Este es parte de la situación descrita al principio de este artículo, en donde el operador se presenta como parte de algún banco informando sobre un presunto cargo a tus tarjetas bancarias o que se ha hecho un cargo por algún tipo de seguro, para proceder a pedir datos de la tarjetas, pedir que se ingrese algún código en la aplicación bancaria y de esta manera tener acceso a cuentas bancarias y más información sensible y privada.

  • Suplantación de organismo gubernamental o financiero: En esta técnica se hacen pasar por organismos gubernamentales, mencionando un adeudo o movimiento, invitando así a que la víctima proporcione información para corregir el supuesto problema.

  • Familiares o conocidos en problemas: En esta técnica los delincuentes apelan a los vínculos emocionales ya que suplantan la identidad de algún conocido que puede estar en problemas, ya sea secuestro, apoyo financiero, etc. provocando en la víctima un nivel de preocupación y urgencia por ayudar a su familiar entregando dinero de forma inmediata sin consultar a las autoridades pues se hace uso de técnicas de manipulación con agresividad y amenazas si no se cumple lo establecido.


El vishing además de traer pérdida de información y datos personales también puede conllevar la pérdida monetaria y también causar un trauma a nivel emocional.


Cómo cuidarte del vishing


Algunas recomendaciones que te ayudarán a evitar ser víctima de este tipo de estafas son:

  1. Mantén la calma: Al recibir alguna llamada trata de estar lo más tranquilo posible para poder pensar claramente.

  2. Verifica la información con el número de tu banco: No llames ni utilices links que te proporcionen por medio de llamadas telefónicas ni mensajes, comunícate directamente a los números que vengan en el portal de tu banco u organismo gubernamental para corroborar la información. Recuerda que ningún banco solicita información a menos que tú los hayas contactado primero.

  3. Desconfía: Cuando te pidan dar información personal por medio de llamadas telefónicas, nunca proporciones datos. En el caso de que sea un supuesto familiar, primero intenta comunicarte con él antes de hacer cualquier indicación dada por los delincuentes.

  4. No respondas llamadas o mensajes de números desconocidos: Esto ayuda a evitar estas llamadas fraudulentas.

  5. Denuncia: Si han intentado hacerte algún tipo de fraude puedes pedir orientación para saber cómo hacer tu denuncia en el portal de CONDUSEF (https://www.gob.mx/condusef) en donde encontrarás también un listado con números y páginas de internet que se han reportado como fraudulentas.


Recuerda que con el avance de las tecnologías, se modifican también las maneras de cometer fraudes, robar datos y cometer delitos en general, por lo que diariamente se van generando nuevos tipos de estafas y debemos mantenernos siempre alertas. Cuida tus datos personales y los de tu familia, duda siempre y verifica cualquier información que llegue a ti de manera sospechosa, de esta manera aunque las estafas se sigan reinventando, tú estarás siempre preparado para no caer en ellas cuidando tu ciberseguridad.


Fuentes:

CONDUSEF(s/a). En: https://www.condusef.gob.mx/?p=contenido&idc=431&idcat=1